Si has hecho la búsqueda «imprimación de paredes» es porque estás sobre aviso de que no conviene aplicar directamente la pintura sobre la pared. Te contamos los casos en los que es estrictamente necesario, aquellos en los que es conveniente y cuándo no hace falta imprimar las paredes antes de pintarlas.

Empecemos por el principio…

Para qué sirve imprimar las paredes antes de pintar

Como sabrás, la imprimación de paredes sirve de base para que la pintura se adhiera bien al paramento. Pero no es esa su única función…

✅Da uniformidad a la superficie cuando se han hecho diferentes aplicaciones sobre ella: imagina, por ejemplo, una pared en la que se puede apreciar la pintura antigua, por un lado, zonas donde ha quedado al descubierto el yeso y productos específicos con los que se han rellenado las grietas…

Sella los poros, logrando con ello un importante ahorro en pintura, a la vez que en esfuerzo a la hora de pintar una pared.

Endurece y consolida las paredes, lo que resuelve problemas concretos como el yeso muerto y facilita posteriores aplicaciones de pintura sobre materiales específicos como el yeso, los paneles de cartón-yeso (pladures), los techos de escayola de cocinas y cuartos de baño, las paredes pintadas al temple…

Oculta los colores anteriores muy eficazmente, evitando tener que aplicar varias manos de pintura para que no se vean.

Protege las paredes expuestas a la intemperie, como es el caso de fachadas y vallas.

Cuándo usar imprimación de paredes

Ya hemos visto las múltiples funciones de la imprimación de paredes. Por eso ahora te vamos a explicar en qué casos usar imprimación de paredes.

En paredes nuevas

Las paredes nuevas son muy porosas y absorben mucha pintura. Para evitarlo, mejor usar imprimación antes de la aplicación de la pintura.

En paredes deterioradas

Aplicar pintura sobre paredes que tienen diferentes aplicaciones puede ser contraproducente, porque el color puede no fijarse a todos ellos de modo uniforme. Por eso es mejor imprimar primero para dar un aspecto homogéneo y después pintar.

En paredes al temple

El temple es una pintura al agua (está compuesta por pigmentos terrosos, carbonato de calcio, y cola o caseína mezclada con agua) que tiende a soltar mucho polvo. Si se va a pintar encima de nuevo al temple, o incluso si se pretende aplicar pinturas plástica, no es necesario imprimar previamente. Sin embargo, cuando se va a aplicar otro tipo de producto como pinturas decorativas tipo Tierras Florentinas, estucos, esmaltes oleosos, etc., sí conviene imprimar la pared previamente.

En paredes susceptibles de mohos o humedades

Hay paredes que, por distintos motivos, necesitan una aplicación extra para protegerlas de agentes como la humedad. En ese caso, la imprimación de paredes es imprescindible.

En paredes nuevas sin pintar o con yesos muertos

¿Las paredes son nuevas y nunca se han pintado? ¿Se descascarillan? En el primer caso, necesitas una mano de imprimación antes de proceder a pintarlas. Si se desconchan, es porque sufren de yesos muertos, que es un daño que sufren las paredes cuando el yeso no ha fraguado correctamente por exceso de agua o porque se ha formulado mal, y que se caracteriza por la falta de adherencia. En este caso, hay que eliminar el yeso muerto, aplicar una nueva capa nueva e imprimar antes de pintar.

Cómo proceder antes de la imprimación de paredes

Es esencial revisar la pared antes de aplicar la imprimación. Cuando se trata de una pared con múltiples manos de pintura, es importante eliminar estas antes de sellarla. Sin embargo, si solo hay una o dos capas, entonces la imprimación servirá para endurecerlas y consolidarlas.

Colores de la imprimación

No todos los productos para imprimación de paredes son blancos. También hay imprimaciones pigmentadas. Algunos profesionales utilizan una imprimación gris cuando van a pintar las paredes en colores intensos, y blanca cuando van a pintar en colores suaves.

Pero hay fabricantes de pinturas de primeras marcas como los británicos Little Greene y Farrow and Ball que tienen imprimaciones en una mayor variedad de colores.

Farrow & Ball dispone de cuatro tonalidades en su imprimación estrella, Wall and Ceiling Primer:

  • Red and Warm Tones: Para tonalidades rojas y cálidas.
  • Mid Tones: Imprimación para antes de usar pintura de tonos medios.
  • Dark Tones: Para aplicar antes de una pintura de tonos oscuros.
  • White and Light Tones: Selladora para antes de pintar en blanco o con tonos claros.

La imprimación de Little GreeneWall Primer Sealer, tiene aún mayor cantidad de tonos, ya que hay un total de 213, el mismo que en su extensa carta de colores. Así, queda asegurado que, al pintar, se consiguen los mismos tonos elegidos de forma inequívoca.

Las imprimaciones de nuestra tienda online

En Pinturas Sanguino puedes encontrar la imprimación que buscas en nuestra tienda online. Tenemos la imprimación Valtodo de Valentine, y también los productos antes citados. Se trata de imprimaciones al agua, ideales para utilizar en las paredes y los techos de la casa antes de la pintura de interior.

Por eso, si vas a pintar tu casa, no lo dudes y entra en nuestra tienda online para encontrar todo lo necesario, desde la imprimación de paredes a la pintura, el papel de protección, la cinta de carrocero y los rodillos y brochas. Y no dudes en pedirnos asesoramiento si también lo necesitas. ¿Hablamos?