Panelar paredes permite imprimir un sello elegante a la decoración de la casa. Solo necesitas molduras de madera y pintura para conseguir ese plus de sofisticación en el salón, el recibidor o el dormitorio principal. Te mostramos cómo hacerlo para que te pongas manos a la obra.

¿Quieres crear un punto de interés visual en un espacio concreto de la casa? Si es uno de los objetivos que estás buscando en el diseño interior, quizá te interese saber que panelar paredes con molduras es una de las formas más sencillas de conseguirlo.

Además, en función del tipo de moldura elegida (más o menos complicada), el panelado decorativo puede quedar igual de bien en un ambiente moderno que con un estilo clásico.

Aquí te mostramos cómo puedes conseguir ese acento sofisticado de las grandes mansiones en las paredes de tu casa.

Crea un esquema de panelado decorativo

Panelar paredes te va a permitir establecer un punto focal o una pared de acento. Debes establecer un esquema previo acorde a tus gustos. Por ejemplo, puedes utilizar listones  anchos para realizar una división a cuadros de la pared. Este tipo de composición queda perfecto en ambientes modernos. Aquí puedes ver un ejemplo en la imagen con un estilismo en azul profundo de Little Greene (En nuestra de tienda de pinturas online somos distribuidores de Little Greene España 😉 )

Si por el contrario te gustan las paredes más historiadas, prueba a crear el efecto panelado con molduras decorativas que tengan rebajes o geometrías labradas sobre las mismas. En este caso, puedes fijar listones finos y moldurados que enmarquen el cabecero de la cama, un cuadro o un mueble especial.

La idea es que, al pintar molduras y pared en un mismo tono, dé la impresión de que nos encontramos ante una pared totalmente forrada en madera y después pintada.

Cómo fijar los listones o molduras en la pared

Después de crear tu esquema, simula sobre un papel con un lápiz la forma en que van a ir distribuidos los listones.

Para fijar en la pared los listones o molduras, necesitas estos útiles y herramientas:

  • Cinta métrica
  • Listones o molduras
  • Sierra para cortar
  • Pistola neumática de clavar y clavos sin cabeza

Toma medidas de la pared: primero la altura (para saber a qué medida cortar los listones) y luego el ancho. Ya puedes hacer las operaciones oportunas para distribuir los listones equidistantes, o bien para centrarlos sobre la pared o el cabecero. Apunta las medidas y calcula la longitud que deben tener los listones o molduras.

En el caso de los listones lisos, no tendrás problema para realizar el encuentro de estos en ángulo recto. Es lo que se lleva ahora (también en los marcos de las puertas).

Diferente puede ser el caso de las molduras más finas, que pueden requerir unirse en ángulos a inglete, cuando se trata de enmarcar un espacio concreto de la pared. Pregunta en tu centro de bricolaje si te harían ese corte, o bien hazlo tú (recomendable con ingleteadora).

Los listones o molduras simplemente se clavan en la pared con clavos sin cabeza y pistola neumática para fijarlos.

Antes de fijar la madera a la pared, es buen momento para lijar, y así obtener la superficie lisa y pulida necesaria para el acabado con pintura.

Qué hacer antes de pintar

Una vez estén clavados a la pared, observa si necesitan algún tipo de reparación extra.

Por ejemplo, es posible que necesites rellenar con masilla especial para madera para disimular pequeñas imperfecciones, orificios o nudos de la madera.

También deberás usar una masilla acrílica especial para que queden perfectamente unidos a la pared y no se noten las juntas entre los listones una vez pintados.

Cómo pintar tu nueva pared panelada

Como ves, panelar paredes requiere de cierta preparación previa, pero nada que no pueda resolver un simple aficionado al bricolaje.

Ahora llega el momento de aplicar la pintura. Veamos cómo se hace.

  1. Elimina el polvo de las paredes y de la madera.
  2. Aplica una capa de selladora en la madera.
  3. Deja secar según las instrucciones y lija suavemente a mano.
  4. Elimina de nuevo el polvo.
  5. Aplica una mano de pintura acrílica, tanto en la pared como en el panelado o moldurado en madera. En los espacios abiertos sin interrupciones, aplica la pintura con rodillo preferiblemente. En las zonas donde se encuentren madera y paramento, hazlo con brocha de pelo sintético.
  6. Deja secar 4 horas antes de lijar de nuevo.
  7. Limpia el polvillo resultante y aplica la última capa de pintura.

Qué pintura es recomendable

Como expertos en pinturas, desde nuestro negocio de pinturas en Madrid, te recomendamos utilizar pintura de gran calidad con mucho poder de cubrición, para que la intensidad del color elegido pueda ser apreciada en profundidad.

Intelligent Matt Emulsion de Little Greene es una de las que recomendamos para este tipo de trabajos. Su rendimiento es muy bueno (14 m2 por litro de pintura) y tarda solo 1 hora en secar. Para aplicar una nueva capa de pintura es necesario esperar al menos 4 horas.

También recomendamos la selladora Little Greene ASP (All Surface Primer), que existe en la misma amplia gama de colores que la pintura.

Si tienes cualquier duda sobre la aplicación de los productos, puedes preguntarnos. Estaremos encantados de asesorarte en la elección de las mejores pinturas para tus proyectos de bricolaje.