La pintura para madera de exterior es una buena forma de proteger los muebles de jardín, los bancos, las vallas y las puertas de las casas de los rigores del verano. Pero no solo eso: también de la humedad que provocan las tormentas de verano o el riego por aspersión en los jardines.

Pintar los muebles de exterior es una tarea habitual del verano, aunque la protección que aporta a la madera es válida para todas las estaciones del año y todo tipo de inclemencias atmosféricas. Por eso hoy vamos a explicar cómo debe hacerse adecuadamente.

Antes de explicarte los pasos que debes dar, conviene que tengas claro qué pintura es la más adecuada.

Qué pedir a una pintura para madera de exterior

La tarea de pintar muebles de exterior, vallas o puertas conlleva un trabajo previo de preparación que nunca se debe obviar: limpiar la madera, lijarla, darle un tapaporos y finalmente pintar. Incluso hay que repetir alguna de estas tareas entre capas.

Por eso, lo más importante es elegir una pintura adecuada para no trabajar en balde y obtener un pésimo resultado después de todo el tiempo y esfuerzo empleados.

Una buena pintura para madera de exterior debe  asegurar los siguientes resultados:

✔ Impermeabilizar la madera.

✔ No agrietarse ni pelarse.

✔ Resistir la acción del sol sin decolorarse.

Esos resultados deben ser permanentes, lo que no quiere decir eternos. Unos 5 o 6 años pueden ser un tiempo prudencial para que la madera de exterior pintada esté en buenas condiciones, lo que solo conseguirás usando pinturas de exterior de gran calidad.

Pasos antes de aplicar la pintura para madera de exterior

La preparación de la madera es tan importante como la propia aplicación de la pintura.

  1. Limpiar la madera. Pasa un paño húmedo a la madera para retirar la suciedad. Deja secar.
  2. Lijar con una lija de grano fino. Si el proyecto es importante, hazte con una lijadora orbital rectangular o delta. Para pequeños proyectos son muy interesantes las de tipo mousse.
  3. Retirar los restos del lijado. Hazlo con un trapo de algodón que no suelte pelusilla.
  4. Enmascarar con cinta de carrocero. Libera así las zonas que no vas a pintar: herrajes, piezas de plástico o metal…
  5. Aplicar tapaporos, también llamado selladora o imprimación. Si vas a elegir una pintura de una buena marca, selecciona el producto que recomienden.
  6. Lijar de nuevo. Así obtienes un resultado sedoso al tacto. Pasa de nuevo un paño seco.
  7. Aplicar dos manos de pintura, dejando secar entre ellas. Hazlo con una brocha de unos 5 cm. Para un acabado perfecto, lija ligeramente entre capa y capa.

Salvo que la madera tenga muchas capas de pinturas previas, no es necesario usar decapante para eliminar los restos de pintura de la madera. El lijado y la imprimación dejarán la pintura lo suficientemente áspera para que la nueva pintura agarre bien.

Qué pinturas recomendamos

En Pinturas Sanguino disponemos de una buena selección de pintura para madera de exterior del mercado tanto en nuestra tienda-almacén como en nuestra tienda de pinturas online. Para los clientes exigentes recomendamos especialmente dos fabricantes, cuyos productos son de fácil aplicación, ofrecen unos resultados excelentes y disponen de una amplia y cuidada carta de colores con todos los matices imaginables.

Esmaltes oleosos vs. acrílicos

Los esmaltes oleosos tradicionales son muy recomendables, pues son capaces de proteger la madera de exterior, impermeabilizándola e impidiendo que se deteriore el color por la acción de los rayos solares. Además, tienen una gran durabilidad, se deslizan muy bien durante la aplicación y dejan un acabado suave al tacto.

Sin embargo, los nuevos esmaltes acrílicos han conseguido similares prestaciones, que se suman a sus ventajas (no huelen, secan rápido y son inócuas para niños y mascotas).

Recomendaciones: 

Exterior Eggshell de Farrow and Ball es un moderno esmalte acrílico que une a las cualidades de los esmaltes al aceite tradicionales las de las pinturas plásticas: rápido secado, ausencia de olor, sin compuestos volátiles… Este esmalte seca en 2 horas y permite una nueva aplicación en 4 horas. La carta de colores para este acabado abarca 148.

Intelligent Exterior Eggshell de Little Greene es un esmalte acrílico prácticamente mate, que no necesita imprimación previa cuando se emplea sobre madera sin tratar. No huele y seca en 4 horas, permitiendo aplicar una nueva mano a las 16 horas. Hay una carta de colores de más de 200 para elegir.

Toms Oil Eggshell de Little Greene es una esmalte tradicional (oleoso) con un nivel de brillo bajo. A tener en cuenta: la pintura seca en unas horas; el curado (endurecimiento completo) tarda 4 semanas.

Intelligent Gloss Paint de Little Greene es un esmalte acrílico de rápido secado con un alto nivel de brillo (85 por ciento). 

Imprimación Intelligent ASAP de Little Greene. Esta imprimación existe en todos los colores de la carta de color de este fabricante.

Puedes comprar estos productos en Pinturas Sanguino. Somos distribuidores de Farrow and Ball y Little Greene en España. Y si necesitas asesoramiento, no dudes en consultarnos por teléfono, WhatsApp o mediante el formulario de contacto.