Los colores neutros para la decoración de la casa son tendencia, y vienen pegando fuerte para poner un poco de armonía entre tanto sobresalto que nos rodea. ¿Quieres conocer la razón de esta tendencia?

Los expertos en color opinan que los colores neutros en 2021 vienen a aportar equilibrio y estabilidad a nuestro hogar, que hemos convertido en una especie de «santuario» en el que sentirnos protegidos de las amenazas externas.

Y sí, la elección son los tonos neutros para paredes y muebles porque necesitamos rodearnos de cosas simples como una base sólida desde la que tomar impulso y salir adelante.

Sin ponernos trascendentes, recordemos que los colores neutros, tendencia o no, siempre quedan bien por sí solos, o creando armonías y contrastes con el resto de tonalidades.

Por qué funcionan en todas las casas

No podríamos decirlo mejor que el fabricante de pinturas Bruguer en su estudio de tendencias 2021:

«Los colores neutros crean un lienzo cálido y neutro que permite que brillen otros colores. Son los elementos básicos de cualquier espacio habitable, proporcionan una base sólida y, debido a que funcionan muy bien juntos, también nos dan la posibilidad de ser creativos con colores complementarios y formas gráficas».

Little Greene, el fabricante de pinturas de lujo británico, lo describe así en su nueva colección Stone:

«La transición hacia tonos más naturales y cálidos, a menudo conocidos como los «nuevos neutros», supone una mayor popularidad de los colores ligados a la tierra, que resultan una alternativa sosegada a los tonos más fríos, como el gris. «

En realidad, los colores neutros funcionan en cualquier estilo de decoración, desde los más clásicos a la decoración nórdica, las casas rústicas y los espacios MidCentury.

También los neutros son perfectos para los espacios minimalistas y contemporáneo. Es posible optar por los grises para una sensación de amplitud y diseño, o por los neutros cálidos, como los beige y piedra, para suavizar las líneas demasiado duras de los muebles modernos.

Pero con los tonos neutros también se corre un peligro: componer una decoración demasiado aburrida. Por eso vamos a ver cómo decorar con colores neutros según tus objetivos, sin dejar que los espacios parezcan insípidos…

A qué llamamos colores neutros

Los colores neutros son sutiles variaciones sobre el blanco, el gris, el marrón y el beige. Tienen una saturación muy baja y ningún color primario de su composición se impone demasiado sobre los demás. A veces, también se llama color neutro a cualquier color de escasa intensidad.

Dentro de ellos, tenemos los colores neutros fríos, como el gris, y los colores neutros cálidos, como el beige y sus variantes, que son los que persiguen tomar el relevo a los primeros.

En cualquier caso, hay tantos matices en los colores neutros que las diferencias pueden ser muy sutiles, y un color mutar de frío a cálido con una simple adición de un poco de pigmento a su composición. Por poner un ejemplo, el gris puede pasar de ser casi blanco a gris oscuro, moviéndose por una escala fría de color. Pero al mismo tiempo, el gris topo, que tiene mezcla de marrón, es ya una variante muy cálida del color gris.

 

¡Una fórmula infalible! Si no sabes determinar si algunos colores neutros, como el gris que ponemos como ejemplo, son fríos o cálidos, haz la siguiente prueba: enfréntalos a otros dos colores, el gris pardo o topo y el azul. Si ese gris se parece más al azul, se trata de un tono frío. Si vira más al gris pardo, entonces estamos frente a un color cálido.

En general, se considera que los tonos fríos son relajantes, y que los colores neutros cálidos estimulan más la conversación, por lo que pueden reservarse los primeros para espacios como el cuarto de baño, la cocina e incluso los dormitorios, y los cálidos para las zonas nobles de la casa, como el salón y el comedor.

Cómo escoger colores neutros para paredes

El mejor consejo a la hora de elegir colores neutros para paredes es identificar qué emociones quieres que despierte tu casa al entrar o pasar tiempo en ella. ¿Quieres que resulte espaciosa, sólida, impactante…?

Determinar fielmente estas sensaciones te ayudará a escoger los colores que mejor las reflejen. [Te recordamos que puedes ver todos los colores y adquirir los tester en nuestra tienda de pinturas online.]

  • Si quieres que tu casa resulte espaciosa, elige tonalidades claras del matiz que más te guste.
  • Para que predomine la sensación de solidez, elige colores con arraigo, como el gris medio o el topo.
  • ¿Quieres un espacio sofisticado? Qué mejor que escoger las tonalidades más oscuras, contrastarlas con colores vivos e intensos y poner notas metalizadas de acento en lámparas y otros detalles de la decoración.

En cualquier caso, siempre puedes seleccionar un color para los grandes lienzos, y escoger otros para pintar las paredes menos importantes o esparcir entre los detalles de la decoración (cojines, alfombras, cortinas, muebles tapizados, etc.).

En opinión de los expertos de Little Greene, los «nuevos neutros» (recuerda, los que tienen un matiz cálido) se pueden usar en todas las áreas de la casa para dar sensación de relajación, simplicidad, armonía y atemporalidad, al tiempo que se convierten en un fondo elegante y sofisticado para todo tipo de muebles, tejidos y revestimientos de pared.

Cómo jugar con las texturas y las formas en la decoración con neutros

Volvamos a ese peligro del que hablábamos al principio de este artículo, y que es el riesgo de una decoración demasiado insulsa cuando se emplean colores neutros. Pues bien, la mejor forma de evitarlo es jugar con otra serie de recursos que los decoradores profesionales siempre tienen en cuenta: las texturas, las formas sinuosas y alternativas y los elementos arquitectónicos.

✔ Las texturas 

Las texturas son detalles que aportan sensaciones, tanto a nivel táctil como visual, al diseño interior. Hablamos de materiales como el lino y la lana, el mimbre y el ratán, las pieles y la cerámica. También fibras naturales como el yute y el esparto, o tejidos rústicos como la arpillera. Incluso la madera sin tratar. Son elementos que aportan interés visual y sensación de calidez, y con los que es difícil equivocarse, salvo que saturemos el espacio con alguno de ellos.

Si te gusta el gris marengo, pongamos para la cocina o el cuarto de baño, pero crees que es demasiado frío, contrasta con madera en las encimeras, estantes o en el suelo. La sensación cambia radicalmente.

En salones y dormitorios, también puedes crear contrastes de neutros con tejidos de pelo, como mantas y alfombras, y con texturas de terciopelo, para dar al ambiente un punto más sofisticado.

✔ Las formas 

Si vas a optar por un cierto clasicismo en los colores, puedes atreverte con las formas para dar personalidad a tu salón o a un dormitorio. Con los colores neutros como lienzo puedes optar por algunas piezas de acento como algún mueble o sofá de líneas sinuosas, una lámpara de diseño, una mesa de centro escultórica o una silla icónica de las muchas que se encuentran ahora en el mercado.

✔ Elementos arquitectónicos

Si tu casa tiene techos altos, molduras barrocas, chimenea, vigas de madera a la vista o rosetones en el techo estás de suerte… Dales protagonismo si te has animado a decorar con colores neutros en las paredes. Si no los tiene, piensa que siempre puedes instalar algunos de estos elementos ex profeso: molduras en el techo, rosetones de poliestireno imitando escayola para colgar lámparas, cajas para chimenea e instalar una eléctrica dentro…

Cómo probar los colores neutros frente a la luz

La mejor manera de decidirte entre dos o tres colores neutros que te gusten es con muestras de color. La mayor parte de fabricantes disponen de ellas. Por ejemplo, las muestras de color de Little Greene, las de Farrow&Ball o los tester tipo marcador de Bruguer.

Prueba los colores sobre un lienzo y obsérvalos en diferentes momentos del día y en diferentes lugares. Verás cómo los colores cambian a medida que la luz incida de manera diferente en cada espacio. Es la auténtica prueba de fuego para decidirte por uno u otro color. Así podrás sopesar, por ejemplo, qué colores neutros para habitación te gustan más. O qué colores neutros para salón te producen mejores sensaciones.

Nuestros neutros favoritos

✔ Portland Stone de Little Greene 

No es un solo color, sino una paleta de colores basada en los áridos (bien conocido es el cemento de Portland), creada por el fabricante de pinturas de lujo británico, que acaba de lanzar su colección Stone. Se trata de una «colección cápsula» que, como ellos mismos dicen, sirve de transición a una década de dominio absoluto del gris.

✔ Color Madre Tierra de Bruguer

Es un color que nos conecta con la tierra, al tiempo que nos aporta estabilidad y nos infunde valor. Ha salido elegido color del año 2021 por este importante fabricante de pinturas, que ha creado una paleta de colores sensacional para combinar con este tono.

¿Podemos ayudarte?

De cualquiera de estos colores y todos los demás neutros, puedes adquirir las pinturas en nuestra tienda online Pinturas Sanguino. Consúltanos sobre las mejores combinaciones y las muestras de color (sigue el enlace para encontrar el mayor muestrario de tonalidades)

Te esperamos.