¿Sabes qué es lasur, y por qué es una buena elección para proteger la madera? Si has llegado hasta aquí es porque seguramente buscas información fiable sobre los usos del lasur, y esas características que lo hacen tan especial. Quizá estés realizando algún pequeño proyecto de bricolaje o mantenimiento en tu propia casa. En cualquier caso, has llegado al sitio correcto si quieres un acabado en madera natural. Te explicamos en este artículo qué es lasur, y en qué circunstancias es mejor que otros tratamientos.

El lasur es un producto de acabado que se usa para preservar la madera sin tratar. Las razones por las que ha ido ganando adeptos frente a los barnices tienen mucho que ver con sus propiedades intrínsecas:

El lasur no forma una capa protectora superficial, como el barniz, sino que penetra en las fibras de la madera, haciéndola impermeable y permitiendo que transpire al mismo tiempo. Por eso no se cuartea con el tiempo por la acción del sol directo, el calor u otros factores.

Se trata de un acabado a poro abierto y, aunque muchas personas lo desconocen, puede emplearse también en hormigón, piedra y cerámica.

Si el lasur impregna la madera, los barnices forman una película plástica que no puede ser traspasada por agentes externos como líquidos, insectos o polvo. El barniz es, pues, un tratamiento a poro cerrado.

Son muchas las cualidades que hacen del lasur el tratamiento de la madera de elección para muchos usos en interior y exterior… Vamos a recapitular sus cualidades y a citar alguna que aún no habíamos mencionado.

Las 7 grandes ventajas del lasur

  1. Propiedades hidrófugas: protege la madera del agua.
  2. Cualidades termorreguladoras: permite transpirar a la madera.
  3. Gran elasticidad: soporta  con flexibilidad los cambios de la madera al contraerse y expandirse.
  4. Fotoresistencia: protege de los rayos ultravioleta.
  5. Propiedades fungicidas: evita la proliferación de hongos en la madera.*
  6. Función insecticida: repele los insectos xilófagos.*
  7. Ventajas estéticas: aporta un acabado muy natural, tanto a la vista como al tacto.

*Las últimas regulaciones europeas están motivando la retirada de los aditivos con estas propiedades, por lo que conviene informarse bien de cada producto en concreto. Si se considera imprescindible, conviene aplicar un fondo con propiedades biocidas previo al lasur.

El tratamiento adecuado para madera de exterior

El lasur es ideal para madera de exterior: estructuras para terrazas y jardines como pérgolas y vallas, tarimas, muebles de exterior, casetas, puertas y ventanas… Todos estos elementos permanecen inalterables mucho tiempo.

Una limitación del lásur como tratamiento decorativo para exterior tiene que ver con las maderas tropicales. No es un producto adecuado para estas, ya que son ricas en aceites, y repelen este tratamiento. Mejor emplear aceite de teca en este caso. Por el contrario, es perfecto para maderas en zonas de costa, ya que resiste la acción del salitre.

Otro factor favorable es su degración en forma de polvo, y no descascarillándose ni agrietándose como el barniz.

Desventajas del lasur

La principal desventaja que se atribuye al lasur es que requiere mantenimiento periódico. Sin embargo, este se puede retrasar hasta 4-7 años en la mayoría de casos, y además no requiere de lijado previo ni decapado como el barniz.

Por otro lado, el lasur solo se puede aplicar sobre la madera sin pintar (o teñida), una limitación a tener en cuenta también.

Tipos de lasures

Existen muchos tipos de lasur: al agua y al disolvente; con color o incoloro; mate, satinado o brillante… Incluso mejorado para un uso concreto: interior, suelo, exterior…

El lasur al agua se ha impuesto al lasur al disolvente, que tiene como base resinas alquílicas al aceite. La razón es simple: es menos tóxico, no huele ni es inflamable, es más limpio y además seca antes.

El de tipo incoloro resalta las vetas de la madera con cada nueva mano. Pero si lo prefieres, hay lasures con color, que matizan la madera con una hermosa veladura.

Cómo aplicar el protector decorativo

Ahora que ya sabes qué es lasur, conviene que también conozcas cómo aplicarlo sobre la madera sin tratar.

✅ Deja la superficie completamente limpia, sin grasa ni polvo. Procura que esté seca al iniciar la aplicación del lasur.

✅ Aplica el producto directamente en madera natural. Si la madera está barnizada, pintada o encerada, es preciso lijar o decapar primero.

✅ Emplea brocha, rodillo de espuma, paletina o pistola, según prefieras.

✅ Aplica 2 o 3 manos, siempre en el sentido de la veta.

En nuestra tienda online puedes encontrar este protector decorativo para la madera de dos primeras marcas: lasur para interior de Xylazel (en distintos colores) y lasur de Cedriá (incoloro ecológico o blanco Australia).

Y si después de leer esta información sobre el lasur aún te queda alguna duda, puedes contactar con nosotros para preguntarnos. Estaremos encantados de decirte cuál es el lasur ideal para la madera de tu proyecto en concreto.